Navegando por la red me he encontrado con la noticia de que una persona ha sido amenazada de muerte por inventar una bombilla que apenas gasta y que dura toda la vida. Me parece surrealista que en los tiempos que corren, en los que se lucha por intentar salir de una crisis económica que cada día  parece ser que va a más; en lugar de apoyar medidas de este tipo, se ponen barreras provenientes de  grandes empresas, claro que, hay que tener en cuenta que a estas empresas no les benefician esta clase de medidas, lo que en mi opinión es mirar por sí mismos y no por la sociedad.

Como nos explica el creador de esta bombilla en el artículo que adjunto, él mismo ha creado el movimiento denominado “sin obsolescencia programada” es decir, un movimiento que busca acabar con esa fecha de caducidad que actualmente tienen todos los aparatos electrónicos, que no sirven más que para que acabemos teniendo que tirar el producto y comprar otro nuevo en poco tiempo, asegurándose así las grandes empresas de tener grandes ventas, pero sin ser conscientes o mejor dicho sin darle ninguna importancia a la contaminación que todo esto está provocando así como a la gran crisis de endeudamiento que actualmente existe.

Pienso que no somos conscientes de que nos están estafando, de que un producto que compramos con una garantía de 5 años, como podría ser una impresora, en realidad podría tenerla de unos 45 o 50 años, es decir, estamos realizando un gasto mucho mayor de el que debería de realizarse por el simple hecho de que nos programen los productos electrónicos para que estos se rompan en poco tiempo. Pero pienso que esto es como todo, si nosotros que somos los consumidores lo único que hacems es asumir y callar, nos seguirán engañando de la misma forma que hasta ahora lo han ido haciendo. Para más colmo, para una persona que se decide a luchar contra estas medidas acaba amenazado de muerte…; como bien nos invita esta persona en su artículo, intentemos al menos impulsar el cambio, que medios no nos faltan hoy día.

Aquí os dejo el artículo, juzguen ustedes mismos.

Anuncios